home Noticias VUELVO A SER NIÑO

VUELVO A SER NIÑO

LAS LECCIONES DEL VIEJO PROFESOR (12)

Duodécima lección: Vuelvo a ser niño.

De la mano de MITCH ALBOM este blog, los martes, viene compartiendo las viejas lecciones del profesor Morrie Schwartz al que el último diagnóstico médico le detecta una enfermedad incurable, lecciones impartidas a un avezado alumno a las pocas semanas de su adiós definitivo.
Morrie estaban viviendo sus últimos momentos, incapacitado del todo:

– Empiezo a disfrutar de mi dependencia. Ahora me gusta que me pongan de costado y me pongan pomada en el trasero para que no me salgan llagas. O que me sequen la frente o que me den un masaje en mis piernas inválidas. Gozo con ello y me deleito. Es como volver a ser niño. Que una persona con cariño te bañe, te tome en sus brazos, te afeite, te vista, te limpie, te mire con ternura, te lea el periódico, te escuche sin casi entenderte… ¿Sabes?. Vuelvo a ser un niño. Y así no me canso nunca de dejarme hacer, de dejarme querer. ¿Acaso se cansa el bebé de los cuidados amorosos que sus padres les prestan?.

2 comentarios sobre “VUELVO A SER NIÑO

  1. El cariño y la ternura que manifiesta al hablarnos de su dependencia de los demás, es admirable. Ojala los demás sepamos aceptar que nos necesitamos, de una manera u otra, en todas las etapas de la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.