home Noticias PODEMOS LLEVAR UNA LUZ DE ESPERANZA

PODEMOS LLEVAR UNA LUZ DE ESPERANZA

El sábado pasado, los Equipos nos reunimos en la parroquia de San Lorenzo –destacamos que desde octubre estamos celebrando el V Centenario de Santa Teresa que finalizará en octubre de 2015 y este templo de San Lorenzo es uno de los destacados para esta celebración- para la “fiesta de la familia”.

Los ENS son un movimiento familiar cuyo carisma principal es la convicción de que el evangelio se puede vivir en matrimonio y familia practicando la ayuda mutua. Participamos en la oración carmelitana y en la eucaristía de las 18:30 con los fieles habituales. El Equipo 4 preparó la misa, con las moniciones en torno a la familia y la fiesta del bautismo de Jesús, aludiendo a  nuestro propio bautismo, que fue presidida por D. Teodomiro, al que acompañó el P. Roberto, párroco. Son muchas las virtudes de la vida familiar, pero todas ellas se basan en un ingrediente universal: el amor. En el camino del amor siempre nos irá bien. D. Teodomiro se refirió en la homilía a la familia y recogemos algunas de sus palabras.

 – En este tiempo de navidad que estamos celebrando Dios se ha manifestado de distintas maneras: en el nacimiento a los pastores, en la epifanía a los reyes, en el bautismo a todo el mundo, siendo éste el comienzo de una vida nueva que ya no tiene fin,  es eterna.

 – No nos cansemos de dar gracias por la familia: en palabras del papa Francisco, la familia es el lugar donde se aprende a amar; es el lugar natural del perdón, del afecto, de la ternura, de la gratuidad; es donde hay una atención especial a los más débiles; es donde se aprende a rezar y a tener a Jesús como amigo. Podemos decir que no hay un lugar más cálido que la familia.

 – Destacó las cualidades del matrimonio: también con palabras del Papa Francisco, el amor de los esposos es único y para siempre; las crisis son pasos para crecer en el bien y en la verdad.

  – Modelos de familia y de matrimonio en el que creemos: es el modelo de José, María y Jesús, el de la familia de Nazaret. Por eso la familia cristiana tiene unos rasgos: fidelidad, paciencia, apertura a la vida, respeto a los ancianos, que son signos de que Jesús está ahí. No podemos quedarnos en nosotros, tenemos que acercarnos a las familias con necesidades, que pasan por situaciones de paro, enfermedad, a los separados…para llevar una luz de esperanza. Porque donde hay amor allí está Dios. Este es el evangelio de la familia. Es el que ofrecemos a todas las familias y matrimonios.

 La convivencia continuó en los salones de la parroquia donde tomamos un vino, nos aludamos y nos felicitamos el nuevo año, con el compromiso de llevar una luz de esperanza  porque donde hay amor allí está Dios manifestándose.

Así lo vimos, lo vivimos y se lo contamos. Como quedaran muchas cosas en el tintero, invitamos a compartirlas en comentarios.

 

Los Cronistas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.