home Sector León LA IGLESIA, APRENDIENDO DE LA FAMILIA

LA IGLESIA, APRENDIENDO DE LA FAMILIA

Llevamos un tiempo pensando sobre la familia, sobre los desafíos a los que se enfrenta en este momento concreto. La Iglesia ha querido pensar la familia, entrar en las preocupaciones que hoy aquejan la institución familiar, destacar también su condición de célula social básica. Las familias reflejan la sociedad que tenemos. Las familias son el mejor exponente de una “iglesia vivida”. Todos —salvo excepciones— hemos  nacido, crecido y nos hemos formado en una familia. Por eso a todos nos importa y mucho la situación actual de la familia.

El sector de León, conscientes de esta actualidad, han querido que el retiro de este año —días 21 y 22 en La Virgen del Camino— tuviera como motivo central  a la familia. El P. Simón, op, nos refrescó el Sínodo extraordinario de la familia que tuvo lugar el pasado mes de octubre de 2014 en Roma: las luces y las sombres de este momento histórico, las asambleas sinodales, el documento final y la preparación del Sínodo ordinario que tendrá lugar en octubre de 2015, también en Roma, … fueron los temas que el P. Simón fue desgranando. Pequeñas pincelas –poco más se puede hacer en tan poco tiempo- para despertar nuestro interés por algo que nos afecta tanto, la familia.

Si hay un rasgo que destaca en el papa Francisco es su humanidad. Las catequesis de los miércoles sobre la familia son un exponente claro de esa cercanía tan clara. Los padres, los abuelos, los hijos, las mujeres, los niños, los ancianos…cada uno tiene su papel y todos, dentro de la familia, tienen un papel insustituible. ¡Qué gran enseñanza la que miércoles a miércoles nos recuerda el papa!  Y a nosotros nos lo fue recordando el Padre Simón.

Ahora tenemos tiempo de volver sobre lo mucho que se dijo. No es fácil asimilar tanto. Requiere reposo, tiempo, meditación. Repasar tanta formación es tarea nuestra. Queda mucho por hacer. Los laicos también somos iglesia.  Ese es el camino. El de la cercanía, el del cariño. Porque la Iglesia nunca puede olvidar que es MADRE. Por eso tiene mucho que aprender de la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *