home Reflexiones EN LA ORACIÓN, PRIMERO ESCUCHA A DIOS

EN LA ORACIÓN, PRIMERO ESCUCHA A DIOS

¿Qué hace Dios en la oración?

Él trata de hablarnos: yo digo: “Él trata” porque con mucha frecuencia, yo estoy sordo; por lo tanto es necesario ante todo que yo escuche. Cómo me habla Él, puede ser que me hable a través de la Escritura, del Evangelio, de la Biblia; por eso es que en la oración habrá un lugar para la lectura de la Escritura, comenzaré por escuchar a Dios antes de charlar con Él. A veces haré oración ante una bella campiña, ante el bosque, ante el océano y Dios me hablará por la creación. A veces me hablará en el interior. (…) Entonces, en la oración mundial, está la presencia de Dios, hay actividad de Dios que me quiere hablar. Y de mi parte, yo también debo tener actividad, mi primera actividad consistirá en poner atención a Dios. Ustedes bien saben que ésta es una gran exigencia de amor; hay tantas esposas, tantos maridos que me han dicho: él o ella no me pone atención, mi cónyuge no me pone atención, vive a mi lado, me mira, nos encontramos, nunca me pone atención. Dios puede decir lo mismo: los hombres no me ponen atención. Entonces, en la oración, me esforzaré por estar atento a Dios, y es difícil porque mi atención es solicitada por los recuerdos, las inquietudes, los proyectos, las preocupaciones. Por eso se necesitan escuelas de atención a Dios. (…) Así pues, lo primero es poner mucha atención a Dios. Hay cantidades de personas que vienen a la oración mental y una vez que están ahí, la cabeza entre las manos, y luego se ponen inmediatamente a contar historias sin saberse bien si se están dirigiendo a alguien o si hablan con ellos mismos como maniquíes, no se ocupan del otro. ¡Atención, esto también pasa con el amor! Hay hombres y mujeres que hablan al otro pero el otro, pero el otro es un pretexto para darle la autorización de hablar!

Henri Caffarel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *