home Reflexiones OBSERVAR

OBSERVAR

 

Muchas veces se utiliza esta palabra en el Evangelio, pero si nos fijamos bien tiene connotaciones muy distintas en cada momento.

Cuando Jesús observa lo que le rodea siempre lo hace desde el corazón: Observa a los pobres, a los necesitados de cariño, a los niños, a los enfermos… y tras esa observación procura implicarse en la acción para mejorar la vida de los observados: Dad de comer a los que están sentados en el sermón de la montaña, dejad que los niños se acerquen a mi, no sufras tu hija no está muerta sino dormida…

En cambio cuando son los fariseos los que observan es desde la envidia, el recelo, el intento de crítica…: mirad, cura en sábado, mirad come con pecadores… Pero ellos no se implican en decir, vamos a llevar a este enfermo a que lo curen, o vamos a intentar arreglar la vida de los pobres…No se implican.

Y nosotros ¿cómo observamos? Es buen momento para pararnos a pensarlo y rectificar cuando lo hagamos mal.

Un abrazo

Huellas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *