home Reflexiones JESUS ANDA POR LAS PERIFERIAS

JESUS ANDA POR LAS PERIFERIAS

 

MARCOS 1, 40-45

40 Acudió a él un leproso y le suplicó de rodillas:

– Si quieres, puedes limpiarme.

41 Conmovido, extendió la mano y lo tocó diciendo:

– Quiero, queda limpio.

42 Al momento se le quitó la lepra y quedó limpio. 43 Le regañó y lo sacó fuera en seguida 44 diciéndole:

– ¡Mira, no le digas nada a nadie! En cambio, ve a que te examine el sacerdote y ofrece por tu purificación lo que prescribió Moisés como prueba contra ellos.

45 Él, cuando salió, se puso a proclamar y a divulgar el mensaje a más y mejor; en consecuencia, Jesús no podía ya entrar manifiestamente en ninguna ciudad; se quedaba fuera, en despoblado, pero acudían a él de todas partes.

Este evangelio relata una acción curativa de Jesús. Destacamos, en primer lugar, que Jesús anda en las periferias, entre los enfermos y abandonados. Hoy haría lo mismo: estaría ente los que están esperando pasar la valla de entrada a un país que le de oportunidades, entre los que buscan trabajar y no encuentran, entre los que tienen una enfermedad y están desesperados, entre aquellos a los que le hierve el corazón por las injusticias sociales. En segundo lugar, Jesús viene a estar con la gente, a escuchar, a acompañar, a compadecerse, a llorar junto a otros, a reír en grupo. Y esto mismo es lo que nosotros tenemos que hacer. Mezclarnos con la gente, ser positivos, mirar al cielo y alabar tanta grandeza y bondad, escuchar a la gente, ponernos en lugar de los que sufren. Por ese camino vamos directos a la felicidad. Es lo que queremos hacer: quitar el miedo y caminar los caminos de Jesús.

En el siguiente video nos invitan a ello. Feliz domingo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *