home Reflexiones LA ADOPCIÓN

LA ADOPCIÓN

Acabo de hablar con un joven que se siente enfermo por haber sido adoptado. No es que su familia lo haya tratado mal, al contrario, ha sido muy querido, pero él lo ve como que ha perdido a su familia verdadera, porque sus segundos padres no han hecho nada por buscar a los primeros y ver qué había pasado.

Cuando oyes su dolor no sabes si tiene razón en sentirse así, porque sus segundos padres hicieron por él todo lo que pudieron y le quisieron muchísimo, o no tiene razón. Ahora ha encontrado a los primeros y ha visto que su madre murió medio abandonada por su familia y siente el dolor de lo que debió sufrir al ver que le quitaban al hijo porque sus abuelos no lo han querido reconocer al ser la madre soltera.

¿Y por qué razón cuento esto? Pues porque pienso que la gente necesita que la ayuden aunque sólo sea escuchándola. Porque al poder hablar, ellos mismos reconocen lo que sienten y valoran si es algo enfermizo o es una realidad.

Es muy duro escuchar algunas cosas, pero no cerremos nuestro corazón a quien necesita hablar.

Un abrazo amigos

Huellas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.