home Super Region ALGO MÁS QUE UNA CARTA

ALGO MÁS QUE UNA CARTA

El pasado mes de diciembre se celebró  el 70 aniversario de la aparición de la Carta Fundacional de los Equipos de Nuestra Señora. Es un buen momento para reflexionar lo que para el Movimiento supuso esta  joya que  nos sirve de base en nuestro caminar  como equipistas. Ya había terminado el drama de la 2ª Guerra Mundial y los ENS estaban asistiendo a una expansión muy fuerte, lo que llevó al P. Caffarel  a poner por escrito su idea para centrar adecuadamente su noción del carisma esencial: la espiritualidad conyugal.

La Carta Fundacional es mucho que una guía, un conjunto de normas o unas reglas de obligado cumplimiento. En sus páginas se condensa toda la riqueza de la felicidad que es el matrimonio cristiano y las diferentes formas que hay de lograrlo. Basada en la premisa de que el matrimonio está creado para la felicidad  humana, el P. Caffarel alumbró junto a varios matrimonios la realidad cristiana en un mundo ya dominado por otras fuerzas contraculturales y contra sociales que propugnaban una fuerte relajación, cuando no dejación, de la vida matrimonial.

La Carta está dividida en dos partes muy claras: por un lado, la parte del propio carisma o mística de los ENS y otra parte, dedicada la metodología para llevarla a cabo. Esto nos debe llevar a una función evangelizadora, dando la imagen de la grandeza del amor humano, en  el matrimonio, en la familia, en la sociedad,… Su lectura, pausada, debe ser instrumento de claridad y servir de luz iluminadora en la tarea cotidiana. Además es su interior estaba la semilla de evolución del Movimiento como tal y sus miembros, estando atento a las necesidades y actitudes de cada momento. Ello permitió sacar el Segundo Aliento, en 1988, una forma de buscar respuestas a los interrogantes del mundo actual, que permita a los ENS ese “fermento de renovación” que tienen en su  ADN los Equipos.

Este aniversario es un buen momento para comenzar una relectura serena y reflexionada dentro del propio matrimonio para luego extenderlo al equipo, que sirva para  afianzar no solo el trabajo, sino   que nos siga sirviendo de guía y luz en nuestra misión evangelizadora en esta sociedad tan compleja pero tan rica y excitante en la que vivimos.

Conchi y Jesús

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.