LA FE

 

A veces leemos diversas ideas, todas de orientación cristiana, pero todas con formas de “ver” muy abiertas y nos extraña. Pero no debería extrañarnos porque la fe va avanzando cada día y si no es así, poco a poco se va apagando.
El día a día, unido a la acción del Espíritu va trayendo nuevos cambios. Cuando Jesús se fue no quedó todo hecho, por eso nos dejó el Espíritu para que sigamos viendo los cambios que la nueva vida nos trae al entrar en contacto con la realidad.
La vida diaria tiene que estar unida a la fe y además la fe debe ser vivida en comunidad, y así será una fe auténtica y dará vida.
Para conseguir esto se necesita mucha oración y mucha celebración. ¡Qué bien está pertenecer a los equipos, porque en ellos tenemos todo esto oración, vida, celebración, comunidad!

Un abrazo
Huellas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.