home Reflexiones DESPIERTA A LAS REALIDADES DE ESTE MUNDO.

DESPIERTA A LAS REALIDADES DE ESTE MUNDO.

 

LUCAS 21, 25-28 y 34-36

25 Habrá señales en el sol, la luna y las estrellas, y en la tierra las naciones paganas serán presa de angustia, en vilo por el estruendo del mar y el oleaje, 26 mientras los hombres quedarán sin aliento por la temerosa expectación de lo que se le viene encima al mundo, pues las potencias del cielo vacilarán.

27 Entonces verán llegar al Hijo del hombre en una nube con gran potencia y gloria (Dn 7,13-14).

28 Cuando empiece a suceder esto, poneos derechos y alzad la cabeza, porque está cerca vuestra liberación.

34 Andaos con cuidado, que no se os embote la mente con el vicio, la borrachera y las preocupaciones de la vida, y el día aquel se os eche encima de improviso; 35 porque caerá como un lazo sobre todos los que habitan la faz de la tierra.

36 Ahuyentad el sueño y pedid fuerza en cada momento para escapar de todo lo que va a venir y poder manteneros de pie ante el Hijo del hombre.

Comenzamos el adviento, iniciamos un nuevo círculo de la vida, que principia con esta etapa de preparación a la venida del Señor en persona. Esta es la gran noticia: Dios se hace hombre. Y es tan inmensa que necesitamos un tiempo -el tiempo de adviento- para tomar conciencia de que el mismo Dios se hace persona, con todas las cualidades y debilidades del ser humano. Hasta ese punto ha llegado Dios, para que pudiésemos ver su cara. Es como si hubiese disminuido su divinidad para poner el acento en su naturaleza humana. Jesús es el mismo Dios hecho persona.

Durante este tiempo de adviento vamos a tener la oportunidad de intuir desde nuestra inteligencia y desde nuestra fe que somos capaces de acercarnos a Dios. Porque somos capaces de amar. Ahí está la clave. La fe no es más que reconocer que somos seres transcendentes y que superamos nuestro propio cuerpo y nuestra inteligencia para estar unidos a Dios definitivamente. En la medida que amemos nos acercamos más a Dios.

Para hacer realidad esto, el adviento nos advierte que hay que estar despierto a las realidades de este mundo. Como lo pone de manifiesto el siguiente video. Feliz domingo. Feliz adviento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.