home Actividades Región, Reflexiones EXCURSIÓN CONVIVENCIA ENSNOROESTE 2019 (II DE II)

EXCURSIÓN CONVIVENCIA ENSNOROESTE 2019 (II DE II)

Su iglesia grande y luminosa
es pieza fundamental,
ha sufrido varias reformas
desde la época medieval.

Magnifica capilla Mayor
bajo cúpula original,
tumbas de reyes y nobles,
destacan en el lateral.

Los franceses por un lado
y la desamortización,
causaron grandes estragos
robos y desaparición.

Fueron los Benedictinos
los primeros en llegar,
y después los Jesuitas
hasta final del siglo XX,
que tuvieron que marchar.

Mucha historia y detalles
explicados por el guía,
que terminó el recorrido
en el  claustro y en la sacristía.

Después de datos y citas
que saturan la memoria,
ponemos rumbo a Medina
para dormir esa noche
en un lugar con historia.

El  convento de Santa Clara
que han hecho hospedería,
la parte del hospital,
que ahora estaba vacía.

Pequeños apartamentos
totalmente remozados
con todo lo necesario,
para un descanso, sagrado.

Y pasando al interior
uno se queda pasmado,
con la vida  de este convento
siete siglos habitado.

Tanta  historia acumulada
y una fe inquebrantable,
fundado para mausoleo,
de los nobles Condestables.

Lo primero, ver la iglesia,
grande y bien iluminada,
con tumbas de los Fernández-Velasco
en las paredes empotradas.

Un gran retablo preside
para dar lustre al lugar,
tiene más de 300 años
y nadie se atreve a tocar,
solo las laboriosas monjas
cuando lo van a limpiar.

Capilla de la Concepción,
de la  de Burgos copiada,
iba a ser un panteón,
pero allí no se enterró nada.

Con las monjas asistimos
a su misa dominical
silencio, paz,  alegría,
y su canto angelical.

Una referencia especial
para las joyas mayores,
la  sala capitular,
con su gran artesonado,
y el Santo Cristo yacente,
con rasgos conmovedores.

Siete veces centenarios
estos muros que admiramos,
dejamos rezando a las monjas
y nosotros nos marchamos.

Vamos a conocer Medina
la ciudad de las manzanas,
el casco antiguo y el alcázar,
se ven en una mañana.

Los Fernández de Velasco
los vemos  por cualquier lado,
y aparecen sus escudos,
desde que hemos empezado.

Alcázar de los Condestables,
le llaman a esta fortaleza,
destacando sus dos torres
que son de suma grandeza.

El interior restaurado,
tiene otras utilidades,
siendo la más principal,
el museo de las merindades.

Un paseo por lo viejo,
y nos despedimos de Medina,
almorzando en el Olvido
y después al autobús
a digerir la comida,
hasta que llegamos a Burgos,
mucha gente fue dormida.

Las imágenes del museo
en verdad interesantes,
el camino recorrido,
desde los  primeros habitantes.

Y después hacia Palencia
en el tiempo programado,
final de nuestra excursión,
que  mucho nos ha gustado.

Agradecemos a todos
vuestro afecto y amistad,
por ser amables, cercanos
por vuestra generosidad.

Gracias a los organizadores
por los lugares que nos llevaron
lo estudiaron tan bien,
que hasta con el tiempo acertaron.

Y agradecer  mucho a Dios
que nos tiene  entre  sus manos,
y nos llevo a los Equipos,
para hacernos más hermanos.

Con esto nos despedimos
con un abrazo, nosotros,
seguid todos siendo buenos
y rezar  unos por otros.

Juan y Angelines

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.