home Noticias, Reflexiones SE TRATA DE IMPLICARNOS

SE TRATA DE IMPLICARNOS

LUCAS 10, 25-37

25 En esto se levantó un jurista y le preguntó para ponerlo a prueba:

– Maestro, ¿qué tengo que hacer para heredar vida definitiva?

26Él le dijo:

– ¿Qué está escrito en la Ley? ¿Cómo es eso que recitas?

27 Éste contestó:

– «Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente. Y a tu prójimo como a ti mismo» (Dt 6,5; Lv 19,18).

28 Él le dijo:

– Bien contestado. Haz eso y tendrás vida.

29 Pero el otro, queriendo justificarse, preguntó a Jesús:

– Y ¿quién es mi prójimo?

30 Tomando pie de la pregunta, dijo Jesús:

– Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó y lo asaltaron unos bandidos; lo desnudaron, lo molieron a palos y se marcharon dejándolo medio muerto. 31 Coincidió que bajaba un sacerdote por aquel camino; al verlo, dio un rodeo y pasó de largo. 32 Lo mismo hizo un clérigo que llegó a aquel sitio; al verlo, dio un rodeo y pasó de largo. 33 Pero un samaritano que iba de viaje llegó adonde estaba el hombre y, al verlo, se conmovió, 34se acercó a él y le vendó las heridas echándoles aceite y vino; luego lo montó en su propia cabalgadura, lo llevó a una posada y lo cuidó.

35 Al día siguiente sacó dos denarios y, dándoselos al posadero, le dijo: «Cuida de él, y lo que gastes de más te lo pagaré a la vuelta».

36 ¿Qué te parece? ¿Cuál de estos tres se hizo prójimo del que cayó en manos de los bandidos?

37 El jurista contestó:

– El que tuvo compasión de él.

Jesús le dijo:

– Pues anda, haz tú lo mismo.

El evangelio de este domingo nos invita a la compasión. Los que pasan por nuestra vida pueden interrogar nuestra forma de vivir. Podemos pasar de largo, sacar excusas bien justificadas o implicarnos. Todos sabemos qué haría Jesús. Y, sin embargo, nosotros tenemos miedo porque puede que se tambaleen nuestras seguridades.

La actitud del samaritano nos puede servir para que, en la oración de hoy, nos preguntemos por nuestra misma actitud en situaciones semejantes.  Quizás plantearlo ahí, en ese momento, en la oración puede ayudarnos a dar los pasos que queremos dar.

Amigos de los Equipos el evangelio nos empuja a echarnos al ruedo, a embarrarnos, a no pasar de largo, a ver a los demás como hermanos.

En el siguiente video se nos invita a acercarnos.  Feliz domingo.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.