home Reflexiones SACRAMENTO

SACRAMENTO

Leemos del Padre Caffarel:

¿Qué aconsejar [a esos hombre y mujeres que arden en ese fuego]? Que crean más en la existencia de ese absoluto y en la posibilidad de unirse a él. Pero que reconozcan qué se puede esperar de un ser humano. ¿No se trata entonces de invitarlos a negar todo lo que no es de Dios, y en especial el amor, a no ver en este sino una promesa engañosa? No, no es engañosa sino la promesa que hace de su razón de ser más profunda, y no es él sino Dios, de quien es el mensajero. Más que el mensajero además «el sacramento», en el sentido cristiano de la palabra: en el matrimonio cristiano, el amor conyugal, pero en estado de gracia, no solamente habla en nombre del Señor, si no que contiene y dona el amor a Dios.»

El amor es un sacramento porque es Dios mismo su fuente. ¿Por qué es así? Porque no hay nada más grande. Y lo más grande tiene que venir del Creador. Aprovecha este día para darte cuenta de que Dios te ama. Haz tu lo mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.