home Reflexiones COMPAÑÍA

COMPAÑÍA

Leemos del Padre Caffarel refiriéndose al matrimonio:

«En esta unión humana, en este amor de arcilla, el Señor mismo se encarga de ellos. En la lucha de cada día, contra todas las fuerzas que amenazan su intimidad, los esposos serán sostenidos por otra fuerza, la misma que sostiene a los mundos en el espacio, porque también es la fuerza creadora de su voluntad y de su amor. »

En este amor conyugal Dios acompaña, Dios no sobra, Dios está. Dios es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.