UNIDOS

Leemos del Padre Caffarel:

«El matrimonio es por excelencia un sacramento de unidad; todas las gracias que da son gracias de unidad que trabajan por una fusión cada vez más total de los dos esposos, en la constitución de un verdadero bloque, el “bloque matrimonio”, padre, madre e hijos, en el amor «.

Los esposos no van cada uno por su camino, van juntos, a veces de la mano, a veces uno delante de otro, a veces separados…pero siempre pendientes uno de otro, porque el camino lo recorren juntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.