home Reflexiones AMOR Y ABNEGACIÓN

AMOR Y ABNEGACIÓN

Leemos del Padre Caffarel:

Primeramente, entusiasmado ante aquellas parejas jóvenes, ricas en amor, había pensado que el amor sería el gran factor de perfección, y que debíamos insistir sobre la necesidad de permanecer fieles a él. No me acordé de que Cristo da dos medios a quienes quieren caminar hacia la perfección: el amor y la abnegación. Dios quiere la perfección del cristiano y de la pareja, quiere que el ser humano sea perfecto, y no lo será si no es fiel amor y a la abnegación, es decir, que cada uno, olvidándose de sí mismo, se dé al otro. Amor y abnegación son las dos caras de la misma moneda. No hay amor sin abnegación, y una abnegación que no nace del amor es una abnegación que no se puede practicar ni mantener.

No seamos ilusos, el amor trae consigo sacrificio. Quien piense que el amor es solo un camino idílico, no pisa tierra. Todos sabemos de la necesidad de la abnegación, del mirar para el otro y dejar lo propio, del esfuerzo y en ocasiones, muchas, de la enorme dificultad. Por eso el Padre Caffarel nos dice que abnegación y amor son dos caras de las misma moneda. Y así es en el día a día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.