MISIÓN

Leemos del Padre Caffarel, que en el año 1965, ya decía:

En la hora en que la población del mundo crece a un ritmo vertiginoso, cuando el clero en casi todas las partes del mundo es gravemente insuficiente en número, o en los numerosos países donde la acción del sacerdote es perseguida, ese levantamiento masivo de las familias cristianas, células de la Iglesia, a la vez «casas de oración» y matrimonios de apostolado, permitiría esperar una penetración prodigiosa de la influencia evangélica en un mundo que el materialismo amenaza con hundir.

Amigos de los ENS el Padre Caffarel ya se dio cuenta de la necesidad de apartarse del clericalismo y permitir que los laicos, y los matrimonios, asuman una tarea de evangelización. Hoy, en el año 2019, cuando las iglesias de nuestras ciudades se están vaciando, esa misión es para nosotros, matrimonios católicos, irrenunciable. Tenemos que estar en el mundo como cristianos y que ese testimonio sea manifestación de nuestra vida. Os invitamos a echarse al ruedo del mundo con la alegría que da la confianza en Jesús.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.