MEDITACIÓN

Meditar es tomar conciencia de la realidad… No es imaginar un mundo ideal e imaginario Meditar es dejar que Dios nos diga algo Meditar es escuchar al Creador Meditar es penetrar en nuestro interior y ver la esencia Meditar es orar.

MENTE ABIERTA

Las cosas, las situaciones, las personas tienen muchos lados. Hay muchos matices. Todos somos únicos e irrepetibles. Reducir la valoración a un juicio o prejuicio…es, cuando menos, tacañería. Abre la mente y admite que la variedad es muy grande y, muchas veces, inalcanzable. Entonces, comprenderás más, amarás más…vivirás mejor.