CUANTOS AÑOS TENGO

¿Qué cuántos años tengo? ¡Qué importa eso! ¡Tengo la edad que quiero y siento! La edad en que puedo gritar sin miedo lo que pienso. Hacer lo que deseo, sin miedo al fracaso o lo desconocido… Pues tengo la experiencia de los años vividos y la fuerza de la convicción de mis deseos. ¡Qué importa …

¡SOÑAR, SEÑOR, SOÑAR!

Hazme soñar… ¡Soñar, Señor, soñar!… ¡Hace tiempo que no sueño! Soñé que iba una vez -cuando era niño todavía, al comienzo del mundo- en un caballo desbocado por el viento, soñé que cabalgaba, desbocado, en el viento… que era yo mismo el viento… Señor, hazme otra vez soñar que soy el viento, el viento bajo …

PERDÓN

¡PERDÓN! ( ¡Oh, este viejo y roto violín! (1966) Soy ya tan viejo, y se ha muerto tanta gente a la que yo he ofendido y ya no puedo encontrarla para pedirle perdón. Ya no puedo hacer otra cosa que arrodillarme ante el primer mendigo y besarle la mano. Yo no he sido bueno… quisiera …

EL SALTO

(Oh, este viejo y roto violín, 1966) Somos como un caballo sin memoria, somos como un caballo que no se acuerda ya de la última valla que ha saltado. Venimos corriendo y corriendo por una larga pista de siglos y de obstáculos. De vez en vez, la muerte…  ¡el salto! Y nadie sabe cuántas veces hemos …

UNA CRUZ SENCILLA

Hazme una cruz sencilla, carpintero… sin añadidos ni ornamentos… que se vean desnudos los maderos, desnudos y decididamente rectos: los brazos en abrazo hacia la tierra, el astil disparándose a los cielos. Que no haya un solo adorno que distraiga este gesto: este equilibrio humano de los dos mandamientos… sencilla, sencilla… hazme una cruz sencilla, …

BESAR EL ALMA

    El Alma no crece en los árboles, sin embargo se nutre de nuestro entorno, como el cuerpo de la comida.   El Alma necesita ser alimentada con visiones hermosas, palabras que llenen…o por quien sabe besar el Alma.   Besar el Alma es saber tener paciencia, compresión, y nunca juzgar a nadie, simplemente …

ERES LA ESCUCHA

Eres la silla que se acomoda frente a mi llanto,  tú también lloras. Eres sonrisa si yo sonrío, siempre me dices que hay un camino. Que la tristeza no es tan pesada si con amor va compensada. Eres balanza, el equilibrio, cuando con pedazos llego a la sala. Eres la escucha de mis tormentos, eres …

TU

En el “meeting” de la Humanidad, millones de hombres gritan lo mismo: ¡Yo, yoo, yo, yo, yo, yo…! ¡Yo, yo, yo, yo, yo, yo…! ¡Cu, cu, cantaba la rana; cu, cu, debajo del agua…! ¡Qué monótona es la raza humana! ¡Qué monótono es el hombre mono! ¡Yo, yo, yo, yo, yo! Y luego: A mí, …

SABER DECIR NO

No No es no, y hay una sola manera de decirlo. No. Sin admiración, ni interrogantes, ni puntos suspensivos. No, se dice de una sola manera.  Es corto, rápido, monocorde, sobrio y escueto.  No.  Se dice una sola vez,  No.  Con la misma entonación,  No.  Como un disco rayado,  No.  Un No que necesita de …